YaraRadio Esta Sonando

Protestas en Wisconsin después de que la policía le pegara 7 tiros por la espalda a un hombre negro

Please follow and like us:

Locales y autos incendiados. Gases lacrimógenos. Y cientos de manifestantes enfurecidos. Fueron los protagonistas y hechos de una segunda noche de graves incidentes en Wisconsin, luego de que un policía blanco baleara con siete tiros por la espalda a un hombre negro desarmado.

La policía lanzó gases lacrimógenos contra cientos de manifestantes mientras crecía la ira en todo Estados Unidos por este nuevo caso de violencia policial y racismo que recuerda y reaviva las históricas protestas por la muerte de George Floyd.

Esta es la segunda noche de enfrentamientos en la ciudad de Kenosha (sureste de Wisconsin) después de que el domingo se hiciera público un video en el que se ve cómo un policía dispara por la espalda varias veces a Jacob Blake, de 29 años, ante la mirada de sus tres hijos.

Poco después de que entrara en vigor el toque de queda fijado entre las 20:00 del lunes y las 7:00 del martes, agentes de la policía local equipados con trajes antidisturbios usaron gases lacrimógenos contra los manifestantes.

Los policías respondían al lanzamiento de botellas de agua y de fuegos artificiales por parte de los manifestantes.

Horas antes, cientos de manifestantes gritaban en la cara de los agentes de policía “¡Sin justicia no hay paz!” y “Decí su nombre — Jacob Blake”.

Medios locales informaron el lunes por la tarde que la familia de Blake afirmaba que el estado de salud de la víctima mejoraba tras ser operado en el hospital de Milwaukee, unos 40 km al norte de la ciudad, a donde fue trasladado en avión.

Policías en formación ante las protestas de los manifestantes. Foto: AP
Policías en formación ante las protestas de los manifestantes. Foto: AP

Como ocurrió con George Floyd, el afroestadounidense de 46 años que murió asfixiado el 25 de mayo bajo las rodillas de un policía blanco, el intento de arrestar a Blake fue registrado por un testigo en un video que se volvió viral.

Las autoridades dijeron que dos policías fueron suspendidos y que se inició una investigación luego de los fuertes disturbios registrados en la noche del domingo, cuando varios vehículos fueron incendiados y hubo destrozos en un juzgado.

Ninguno de los policías involucrados llevaba las cámaras corporales para registrar los hechos. Con lo cual no se sabe qué pasó antes de de que se desatara la balacera.

Antes de un toque de queda impuesto en el condado de Kenosha para preservar el orden público, los residentes clamaban por el fin a la impunidad policial.

La silueta de un hombre ante varios coches incendiados durante la segunda noche de disturbios en Kenosha. Foto: EFE
La silueta de un hombre ante varios coches incendiados durante la segunda noche de disturbios en Kenosha. Foto: EFE

“Si matara a alguien, me condenarían y me considerarían una asesina. Creo que debería ser lo mismo para la policía”, dijo Sherese Lott, una mujer de 37 años indignada por la brutalidad policial.

“Quiero que mis hijos vean cómo se produce el cambio y estoy aquí para que nunca les suceda nada como esto”, dijo Michelle sin dar su apellido, mientras marchaba junto a su marido Kalvin, y sus hijos de ocho y siete años.

El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, dijo que enviaría a 125 miembros de la guardia nacional a la ciudad para mantener el orden el lunes por la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Disfrutas esta Web? Por favor, recomiéndala :)

Optimized with PageSpeed Ninja