YaraRadio Esta Sonando

Grupo de élite del Kremlin estaría detrás de los envenenamientos

El presunto envenenamiento del opositor ruso Alexéi Navalni puso otra vez la mirada sobre otros casos de sospechosas intoxicaciones, que derivaron la mayoría de veces en la muerte de agentes o rivales del Kremlin, que encabeza el presidente Vladimir Putin.

Aunque el Gobierno de Rusia siempre se ha desmarcado de cualquier vinculación, investigaciones de inteligencia en Estados Unidos y Europa han señalado que agencias militares rusas estarían detrás de estos operativos. Entre ellas, un nombre destaca: la Unidad 29155.

Se trataría de una unidad de élite que forma parte de la agencia de inteligencia militar rusa, GRU, y que se encarga de realizar operaciones encubiertas destinadas a desestabilizar objetivos en Occidente o vengarse de los traidores a Moscú.

Se cree que el grupo fue creado en el 2008 luego del conflicto de ese año entre Rusia y Georgia, una exrepública soviética. Su líder sería el general Andrei Vladimirovich Averyanov, un militar nacido en Uzbekistán, condecorado en el 2015 con la medalla Héroe de Rusia y que participó en la primera y segunda guerra en Chechenia.

Los oficiales que forman parte de la unidad serían veteranos de guerra rusos, muchos de ellos condecorados. Entre ellos estarían exmilitares que participaron de la invasión soviética a Afganistán en los años 80.

Las operaciones encubiertas

Según la inteligencia estadounidense y europea, la Unidad 29155 estuvo detrás del envenenamiento del ex espía doble ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia, quienes se intoxicaron gravemente en el Reino Unido en marzo del 2018 con el agente nervioso novichok.

Skripal era un exmiembro de GRU que trabajaba para la inteligencia británica.

Tres años antes también habrían sido los responsables del intento de asesinato del traficante de armas búlgaro, Emilian Gebrev, quien mantenía negocios que afectaban a empresarios rusos. Este caso fue el que habría puesto al descubierto a la unidad y sus operaciones secretas. Gebrev y su hijo fueron envenenados dos veces, pero lograron sobrevivir.

En el 2016, los agentes rusos también habrían participado en un fallido intento de golpe de Estado en Montenegro.

En junio pasado, una investigación de “The New York Times” reveló que funcionarios de la inteligencia estadounidense concluyeron que la Unidad 29155 ofreció en secreto recompensas a los talibanes para que mataran a soldados estadounidenses desplegados en Afganistán, en medio de las negociaciones con Washington para poner fin a la guerra en ese país.

Otras investigaciones, referidas en la revista “Newsweek” señalan que este grupo ha participado en operaciones encubiertas en Moldavia y Crimea.

Síguenos en las redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualización de casos de Covid-19