El futuro es de los solteros, o al menos de la gente que vive sola. Y es que ya hay numerosos gadget para solteros: ya no hace falta tener pareja para darse el placer de que alguien nos haga el desayuno. Maya Pixelskaya presenta un despertador que es capaz de hacerte el café por las mañanas antes de que suene. Su precio es de 395 euros, y ya está a la venta.

Otra de las desventajas de ser soltero hoy en día es que se tarda mucho en llenar una lavadora, pero ese problema a desaparecer: en el futuro la ropa saldrá sudada del gimnasio y llegará limpia a casa gracias a una mochila que actúa como lavadora, limpiado tu ropa y zapatos. Su batería recargable tiene hasta 200 horas de autonomía, todo por menos de 200 euros.

‘Ballie’ es otro de los instrumentos del futuro: no solo sabe hacer múltiples tareas domésticas, sino que su cámara unida a su inteligencia artificial también puede dar la voz de alarma en caso de emergencia, como por ejemplo si alguien se cae y no puede levantarse. Es un robot del tamaño de una pelota de tenis.

Otra incorporación para los solteros es ‘Lua’. Es una maceta inteligente que sabe decir qué necesita tu planta: si hace demasiado frío, calor, si tiene demasiada agua o poca y así hasta 15 expresiones diferentes. Está a la venta por 99 euros, y además de la maceta incluye una app en el móvil que aporta información del estado de la planta.

Algo complicado cuando vives solo sin pareja es la comida: la nevera se llena sin que de tiempo a comerse todo. Por eso, Maya Pixelskaya presenta un tupper inteligente que, a través de sus luces, Alexa o su app te avisa de que algo se va a poner malo e incluso se sugiere recetas para hacer con lo que tienes en la nevera. Un invento que podrá comprarse durante esta primavera y que variará entre los 55 y los 276 euros.

También esta noche harán planes para cenar juntos por San Valentín, pero los solteros podrán tener ‘Brewbox’, una especie de ‘termomix’ cervecera que se maneja a través de una app que va explicándote lo que tienes que hacer. Cuesta entre 1.926 y 3.000 euros.