YaraRadio Esta Sonando

Yararadio.com

Tú RadioWeb

Mundo

Reino Unido podría revocar el acuerdo del Brexit si no llega a un pacto de libre comercio con la UE

Este lunes 7 de agosto el diario ‘Financial Times’ dio a conocer que el Gobierno británico está trabajando en una legislación que podría revocar partes del acuerdo de retirada de la Unión Europea alcanzado entre Londres y Bruselas a finales de 2019. 

Durante la jornada, un día antes de que se retomen las negociaciones con Bruselas en Londres, el primer ministro británico, Boris Johnson, lanzó un ultimátum al bloque para alcanzar un acuerdo de libre comercio entre ambas partes antes del 15 de octubre. 

De no ser así, el mandatario amenazó con una salida abrupta cuando finalice el periodo de transición el 31 de diciembre. “Si no podemos ponernos de acuerdo para entonces, entonces no veo que haya un tratado de libre comercio entre nosotros y ambos debemos aceptarlo y seguir adelante”, aseguró Johnson, según informó su oficina.

Este miércoles, el Gobierno espera introducir en el Parlamento la legislación, denominada ‘Proyecto de Ley del Mercado Interno’, que puede llegar a anular aspectos clave del acuerdo de retirada sellado con la UE, como la obligación legal sobre los subsidios estatales y las aduanas con Irlanda del Norte.

 

La Unión Europea insta a respetar el acuerdo bajo las normas del derecho internacional

Las reacciones no se hicieron esperar. Desde Bruselas, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo confiar en que “el Gobierno británico implemente el acuerdo de retirada, una obligación bajo el derecho internacional y un requisito previo para cualquier asociación futura”.

Por su parte, Michel Barnier, jefe negociador para la Unión Europea, quien debe reanudar los diálogos con Londres el martes, aseguró que “las negociaciones son difíciles, porque los británicos quieren lo mejor de ambos mundos”.

Otra fuente diplomática del bloque aseguró que “si Reino Unido elige no respetar sus obligaciones internacionales, socavaría su posición internacional (…)¿Quién querría hacer acuerdos comerciales con un país que no aplica tratados internacionales?

Irlanda e Irlanda del Norte expresan su preocupación por la frontera irlandesa

Otro de los puntos conflictivos, si no el que más, es el hecho de que la legislación que adelanta el Gobierno británico eliminaría directamente la obligación del Reino Unido de controlar las mercancías que pasan de Reino Unido a Irlanda del Norte, uno de los principales puntos del acuerdo, cuyo fin es evitar una frontera física entre esa provincia y la República de Irlanda, a fin de no perjudicar el proceso de paz norirlandés. 

Durante los cuatro años que ha durado el proceso del Brexit tras el referendo realizado en 2016, el futuro de la frontera irlandesa ha sido uno de los más controversiales y determinantes, ya que son muchas las partes implicadas que buscan evitar que resurja la violencia que vivió la región históricamente. 

Mapa que ubica a El Reino Unido, la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda. Indica la eventual frontera en el mar de Irlanda, con fines aduaneros, una vez el Reino Unido salga de la Unión Europea.
Mapa que ubica a El Reino Unido, la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda. Indica la eventual frontera en el mar de Irlanda, con fines aduaneros, una vez el Reino Unido salga de la Unión Europea. France24

Es por ello que el viceprimer ministro irlandés, Leo Varadkar, rechazó la noticia rápidamente y aseguró que “el acuerdo está en vigor para garantizar que no veamos la aparición de una frontera dura entre el norte y el sur (de Irlanda), algo que todos queremos evitar”.

También lo hicieron los principales partidos de Irlanda del Norte, Sinn Fein y el Partido Socialdemócrata y Laborista, así como Bruselas: “El protocolo sobre Irlanda – Irlanda del Norte es esencial para proteger la paz y la estabilidad en la isla y la integridad del mercado único”, aseguró Von der Leyen. 

Reino Unido abandonó la Unión Europea el pasado el 31 de enero sin que se definieran las normas comerciales entre ambas potencias. Sin un acuerdo, las transacciones, de unos 900.000 millones de dólares anuales, entrarían en un periodo de incertidumbre, sin una hoja de ruta que determine las normativas para el comercio de todo tipo.

Con informacion de Reuters y EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimized with PageSpeed Ninja