YaraRadio Esta Sonando

Yararadio.com

Tú RadioWeb

Mundo

Incendios en el oeste de EEUU dejan ya 23 muertos

La catástrofe provocada por los incendios en la costa oeste de Estados Unidos está alcanzando proporciones bíblicas. Hasta el momento, 23 personas han perdido la vida en tres Estados, Oregon, California y Washington, más de medio millón de personas han tenido que ser evacuadas solo en Oregon -casi el 10% de la población- y ya se han consumido más de 12.500 kilómetros cuadrados, una superficie equivalente a la de Asturias y a una parte considerable de Cantabria. Un ejército de miles de bomberos está luchando por controlar los más de 100 focos que siguen activos en toda esa franja del oeste del país.

Sólo en California, los incendios que comenzaron en el norte del Estado a mediados de agosto ya han pulverizado todos los récords de anteriores temporadas. Las altas temperaturas y las tormentas eléctricas han propiciado la pérdida de un 1,2 millones de acres y que 6 de los 20 más poderosos desde que se llevan registros se hayan desatado en las últimas semanas. El llamado August Complex, al noroeste del Estado, se convirtió el jueves en el incendio más devastador de la historia de California, con más de 190.600 hectáreas perdidas. Tan solo un 25% está contenido.

Pese a su poder de devastación, no es el más peligroso. El North Complex, cerca de Oroville, una localidad al norte de Sacramento, ha causado 10 muertos, además de la desaparición de 16 personas, de acuerdo al ‘Los Ángeles Times’. Hasta el jueves había consumido 101.000 hectáreas y desplazado a 20.000 personas de sus casas en los condados de Butte, Plumas y Yuba.

Al sur, el bautizado como Bobcat fire ya había calcinado 10.500 hectáreas el viernes por la mañana, cubriendo gran parte de Los Ángeles con una densa cortina de humo. La calidad del aire era poco saludable en localidades como Altadena, Pasadena o Arcadia, al noroeste de la ciudad. Muchas actividades al aire libre tuvieron que ser suspendidas.

“Desafortunadamente, con varios meses por delante de temporada de incendios, estos números podrían incrementarse”, dijo Daniel Berlant, portavoz del Departamento de Bomberos de California. Las altas temperaturas, la falta de humedad y los fuertes vientos han creado el escenario perfecto para una destrucción de semejante magnitud.

La situación en los estados vecinos del norte también es preocupante. En Oregon, un estado plagado de bosques, nunca habían vivido una situación parecida. Cuatro personas han perdido la vida y pueblos como Medford, Ashland y Detroir han quedado destruidos. “Nunca hemos visto tal cantidad de incendios sin control en nuestro Estado”, dijo la gobernadora, Kate Brown. El temor ahora es la cercanía de dos fuegos, el Beachie Creek y el Riverside a la principal ciudad de la región, Portland. El alcalde, Ted Wheeler, ha declarado el estado emergencia.

En Washington, un bebé perdió la vida y sus padres están en estado crítico por el incendio que está golpeando el condado de Okanogan, al noroeste del Estado y a pocos kilómetros de la frontera con Canadá. Casi una veintena de fuegos continúan activos en ese región de frondosa vegetación.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimized with PageSpeed Ninja