YaraRadio Esta Sonando

El Congo cierra su último brote de ébola con 55 fallecidos

El brote de ébola declarado a principios de junio en el noroeste de República Democrática del Congo (RDC) ha sido dado por contenido tras 42 días sin nuevos casos, después de que 55 personas hayan fallecido víctimas de una enfermedad que se ha cobrado la vida de casi la mitad de los contagios declarados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene registrados 119 casos confirmados y 11 probables, de los cuales 75 han concluido con la recuperación del paciente. La provincia de Equateur ha sido el epicentro de este brote, el undécimo que sufre el país africano.

Este brote, declarado el 1 de junio de 2020, se solapó de hecho con el décimo, declarado en la parte este de la RDC y que concluyó el 25 de junio con 2.299 fallecimientos registrados, sin que se hubiesen encontrado indicios de relación entre ambos contextos.

En el caso del de Equateur, el principal desafío para las labores de asistencia ha estado en el acceso, ya que a algunas de las zonas solo se ha podido acceder en barco o helicóptero. La “resistencia” de ciertas comunidades también ha jugado en contra de la contención de este brote, como ha ocurrido en otras emergencias anteriores, según un comunicado de la OMS.

El ministro de Sanidad congoleño, Eteni Longondo, que ha comparecido ante los medios para declarar oficialmente el fin del último brote, ha coincidido en que ha sido “un gran desafío logístico” en materia de respuesta y ha reconocido que las comunidades no siempre han seguido las “recomendaciones” de los equipos de respuesta, según Raido Okapi.

Por su parte, el responsable de la respuesta de Médicos Sin Fronteras (MSF), Guyguy Manangama, ha señalado que si bien en la anterior epidemia los principales desafíos fueron “la seguridad y de acceso a la población”, en el caso de Equateur “el principal desafío fue el logístico, ya que muchas de las poblaciones donde aparecían casos estaban en lugares muy remotos y aislados”.

“Por eso el brote que se da por finalizado hoy ha sido, en muchos sentidos, bastante diferente. No hemos visto grandes focos en entornos urbanos, sino casos esporádicos que no parecían extenderse de forma lineal”, ha dicho Manangama. Así, los contagios se repartían por pequeñas localidades “de no más de 80 o 100 habitantes” y “dispersos por una vasta área”.

Manangama ha explicado que en esta ocasión se ha optado por una asistencia al paciente “más cerca de casa, en instalaciones conocidas y accesibles para sus familiares”, lo que en cierta medida ha contribuido a paliar las reticencias de los vecinos de la zona. En el caso del brote de Ituri y Kivu Norte, los equipos de asistencia fueron objetivo recurrente de ataques.

“Al enviar nuestros equipos móviles, también hemos tenido en cuenta las demás necesidades médicas que pudieran tener las personas; no nos hemos centrado solo en los pacientes de ébola. Y esto también ha contribuido en gran medida a la buena aceptación de nuestros equipos por parte de las comunidades”, ha agregado el responsable de MSF.

Síguenos en las redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.yararadio

ACEPTAR
Aviso de cookies
Actualización de casos de Covid-19