YaraRadio Esta Sonando

Yararadio.com

Tú RadioWeb

Mundo

Pese a cercanía de investidura presidencial, Donald Trump no se ha dado por vencido

Con la investidura presidencial cada vez más cerca, los esfuerzos de demócratas y republicanos se concentran en el estado de Georgia, que decidirá el futuro balance de poder en el Senado estadounidense. Esto ocurre mientras medios revelan que el presidente Trump tendría la intención de no dejar la Casa Blanca.

Será una inauguración presidencial muy diferente que lo regular, el equipo de transición del presidente electo Biden ha invitado a que la gente no viaje a Washington DC, para el 20 de enero, y evite agrupamientos en todo el país, para no difundir el coronavirus, un evento sin muchas celebraciones y muy poca participación.

Entre tanto, todos los ojos de la política estadounidense están enfocados en Georgia, donde cuatro candidatos se disputan dos escaños del senado. Tanta es la atención que el vicepresidente Mike Pence viajará a ese estado y ambos, Biden y Trump, se espera que participen en eventos, antes del cinco de enero, para favorecer a sus propios candidatos.

Esto mientras Biden dijo, hablando de su nuevo nomido como secretario de transporte, que Pete Buttigieg jugará un papel importante en los planes de su administración para poner a la nación de nuevo en pie, después de la pandemia.

Mientras, el Congreso está cerca de aprobar un nuevo paquete de estímulo económico, de 900 mil millones de dólares. Esto ayudaría a la población afectada por el COVID-19 y la crisis económica.

Pero queda una sombra en el medio de todo esto: CNN afirma tener información sobre que Trump ha dicho a algunos asesores que se negará a salir de la Casa Blanca, el día de la investidura. La posibilidad ha alarmado a algunos asistentes, pero pocos creen que Trump realmente lo cumplirá.

Con informacion de Voz de América

Optimized with PageSpeed Ninja