Listen on Online Radio Box! Yara Radio Estamos Sonando:

Las protestas contra la reforma tributaria marcan la celebración del Día de los Trabajadores en Colombia

Las protestas contra la reforma tributaria del presidente de Colombia, Iván Duque, y la violencia en Cali han marcado las celebraciones del Día de los Trabajadores en el país, con marchas multitudinarias en ciudades como la capital, Bogotá, o Medellín, donde están ocurriendo las movilizaciones más importantes.

La marcha de Medellín está registrando por ahora algunos enfrentamientos en el corregimiento San Cristóbal, al acceso del Túnel de Occidente, mientras que, en Manrique, una camioneta de la Policía Nacional fue incinerada. El metro de la ciudad ha registrado algunas paralizaciones, según fuentes de Caracol Radio.

Asimismo, el Consejo Regional Indígena del Cauca ha anunciado su integración al llamado Paro Nacional de protesta contra la reforma tributaria y “la grave situación de violación de los derechos humanos, a la represión de la protesta que se vive en el suroccidente colombiano, así como en todo el país”.

 

La tensión en Cali es muy elevada después de tres días de manifestaciones y violencia que han dejado 120 heridas, según las autoridades, mientras que ONG denuncian entre siete y ocho fallecidos, en un contexto de represión policial indiscriminada, según el Movimiento Social de Mujeres de Cali.

“Denunciamos que los días 28, 29 y 30 de Abril, la Policía de Cali ha hecho uso deliberado de la fuerza. La Policía de Cali ha disparado indiscriminadamente contra población inerme, ha asesinado a menores de edad, a adolescentes y jóvenes”, según la nota de la organización.

“Son cientos las mujeres y hombres heridos, confusos y lesionados, varios de ellos quedando incapacitados de por vida por agresiones direccionadas a su integridad”, señala el texto.

Durante la última semana el país ha vivido una fuerte movilización como rechazo al proyecto presentado por el ministerio de Hacienda que tiene como objetivo implementar una Reforma Tributaria para solventar los gastos del Gobierno durante el primer año de pandemia.

Mientras, continúan los bloqueos en medio de las movilizaciones por el paro nacional en por lo menos 10 puntos neurálgicos en la ciudad de Cali, según Caracol Radio.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, hizo la pasada noche un llamamiento a Duque para retirar una reforma tributaria que “está muerta”. “No nos provoque más muertos, por favor retírela, se lo solicitó en nombre del pueblo de Cali”, declaró.

Este mismo sábado, Duque anunció la creación de un nuevo texto del proyecto de ley de reforma tributaria para apaciguar las protestas, entre las críticas de parte de la población por omitir cualquier mención a la violencia en Cali durante su discurso conmemorativo.

La gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, asegura que se está evaluando la situación mientras afirma que gran parte del territorio y los demás municipios no presentan incidentes de consideración.

AL MENOS 10 MUERTES POR LA REPRESIÓN POLICIAL

Desde el 28 de abril, cuando empezaron las manifestaciones en el país, hasta este viernes, se han notificado 851 casos de violencia policial, según la ONG Temblores.

Tras evaluar la actuación policial durante las protestas, la organización ha publicado este sábado un informe parcial, recogido por ‘El Espectador’, en el que concluye que “miembros de la Policía, de manera deliberada y premeditada, asesinaron a al menos 10 personas en medio de las protestas convocadas a lo largo y ancho del país”.

Además, la ONG ha informado que está tratando de establecer las circunstancias de todas estas muertes. Por otro lado, de los casos de abusos policiales, 655 corresponden a detenciones arbitrarias de manifestantes, mientras que 98 son intervenciones violentas por parte de la fuerza de seguridad y otros 68 son casos de violencia física por parte de la Policía.

La Fiscalía en Cali ha confirmado la muerte de nueve personas en el marco de las manifestaciones, mientras que se están investigando otras seis muerte para determinar que si “tienen que ver o no con la conflictividad social que se está presentando en la región”.

No obstante, según los datos de la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, hay por lo menos 14 personas muertas.