Listen on Online Radio Box! Yara Radio Estamos Sonando:

La Justicia peruana niega a Keiko Fujimori el permiso para viajar a Ecuador

La Justicia peruana ha denegado este lunes el permiso solicitado por la defensa de la candidata presidencial Keiko Fujimori para viajar a Ecuador para participar en un foro por la democracia, al que ha sido invitada por el escritor Mario Vargas Llosa, por su investigación de presuntos delitos de corrupción en el marco del caso ‘Lava Jato’.

El juez Víctor Zúñiga ha denegado así la petición de la defensa de la candidata de Fuerza Popular y ha atendido a la petición del fiscal del equipo especial ‘Lava Jato’, José Domingo Pérez, que argumentó que Fujimori «está acusada desde el 11 de marzo de 2021 por la comisión de los delitos de crimen organizado, lavado de activos, obstrucción a la justicia y falsa declaración en procedimiento administrativo».

Por esta investigación, Fujimori está sometida a unas restricciones, por lo que según la sentencia de la Justicia si viajara a Ecuador se perdería «la posibilidad de controlar el cumplimiento de las restricciones, lo que equivale a dejar sin efecto por algunos días las medidas impuestas en su contra», recoge ‘El Comercio’.

El juez ha agregado que esta decisión, además, no influye en la capacidad al derecho a ser elegida en las próximas elecciones, ya que solo impide que presente sus propuestas en un foro extranjero, pero «todavía puede hacerlo en todos los foros nacionales que considere necesarios», ha precisado.

 

Fujimori tiene «la obligación de no ausentarse de la ciudad» por su investigación, aunque debido a su calidad de presidenciable se le ha permitido salir de Lima «para realizar actividades de campaña política», aunque solo han sido desplazamientos dentro del territorio nacional.

Mario Vargas Llosa ha invitado a Fujimori a asistir al foro internacional que se llevará a cabo el domingo 23 de mayo en Ecuador, algo que la propia candidata le ha agradecido, aunque finalmente no podrá asistir.

Fujimori había permanecido en prisión desde finales de 2018 hasta mayo de 2020, acusada de haber recibido sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht para sufragar sus campañas electorales de 2011 y 2016 a cambio de favores.