Listen on Online Radio Box! Yara Radio Estamos Sonando:

José Altuve continua imparable al bate y ya promedia .302 y 9 jonrones

El 2020 fue un año para el olvido para José Altuve, luego de registrar el peor average de su carrera con .219, pero este, al ser movido a la punta del line up de los Astros, el venezolano está volviendo a ser ese jugador imparable que ganó tres títulos de bateo en cuatro años.

Tras la salida de George Springer de Houston, el manager Dusty Baker acertó al mover al criollo al rol de primer bate. Si bien el camarero tardó en prender los motores, desde que carburó, hace ya más de un mes, se ha mostrado como una fuerza imparable en el plato, lo que además ha guiado a los siderales a tener la quinta mejor marca del joven circuito con 33-26, tal y como reseña Líder en Deportes.

“AstroBoy” comenzó esta semana con promedio de bateo de .302 con nueve jonrones, 27 carreras impulsadas y 39 anotadas en 48 encuentros. Pero su mayor aporte arrancó el 5 de mayo.

Desde ese día, Altuve liga .336 con ocho cuadrangulares, par de dobles, 18 remolcadas y 26 anotadas en 29 compromisos.

“Siento que puedo hacer buenas cosas para mi equipo. Creo que todavía es temprano para hablar de números”, dijo el fin de semana el venezolano a MLB.

Sin embargo, sus estadísticas hablan por sí solas. Con 21 juegos multihit, el infielder de los Astros lidera, junto con JD Martínez, lidera dicho departamento en la Liga Americana. En general está empatado en la cuarta casilla, tomando en cuenta que el líder de las mayores es Nick Castellanos con 26 compromisos de al menos dos imparables.

Gran parte de su desempeño, se debe quizás al ser primer bate de nuevo, un rol que no frecuentaba desde 2015.

“Se siente un poco diferente. A veces debes salir y hacer swing al primer pitcheo, pero otras veces siento que debo ser paciente para que mis compañeros vean lo que el lanzador tiene”, dijo el nativo de Puerto Cabello sobre volver a cumplir un rol al frente del orden al bate.

“Lo principal es tratar de llegar a las bases. Tengo muy buenos bateadores atrás. En estos momentos siento que no tengo que hacer mucho, solo embasarme y ellos harán el resto”, añadió.

Para muchos, tras 11 zafras como grandeliga, Altuve es un veterano, pero sus números lo hacen ver como un jugador en plenitud de condiciones.

Desde que cumplió 31 años el mes pasado, el venezolano refleja average de .339, producto de 40 incogibles en 118 turnos al bate. En ese lapso su OPS es de .978, mientras que suma 16 boletos y 18 ponches.

Si bien es cierto que los Astros han perdido a varias de sus estrellas estos últimos años, Altuve continúa siendo el pilar ofensivo de un equipo que rema en la dirección que el criollo desee. Lo que ha hecho hasta el momento reafirma el liderazgo que tiene en la organización.