Listen on Online Radio Box! Yara Radio Estamos Sonando:

Moody’s prevé que el PIB de Brasil crezca un 4,9% este año

La agencia calificadora de riesgo Moodys prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil crezca a un ritmo del 4,9% este año, frente a la contracción del 4,4% experimentada en 2020 en el contexto de la pandemia, según ha detallado este martes en un informe.

La firma ha señalado que la aceleración en el proceso de vacunación en el país sudamericano podría suponer un incremento en sus proyecciones para 2021, mientras que en el medio plazo se espera un crecimiento de alrededor del 2,5%. Asimismo, ha apuntado que un crecimiento más sólido dependerá del avance de reformas estructurales que atraigan la inversión privada.

«Ahora esperamos que la economía de Brasil repunte bruscamente después de la contracción moderada del año pasado al tiempo que la evolución del coronavirus se ralentiza en la segunda mitad del año», explica Moody’s.

La agencia ha advertido también que los últimos repuntes en la inflación están ajustando el espacio de la política monetaria, por lo que consolidar la credibilidad de la política fiscal será «aún más fundamental para respaldar el crecimiento y la dinámica de la deuda».

 

Por otro lado, la firma ha explicado que la decisión del Gobierno de excluir los gastos adicionales relacionados con el coronavirus del presupuesto de 2021 supuso un impacto negativo para el perfil crediticio del país.

Sin embargo, Moody’s cree que el Gobierno mantendrá su objetivo a largo plazo de consolidación fiscal dada la moderada suma de gasto adicional y la aprobación de una enmienda constitucional para asegurar que las reglas de gasto permanezcan dentro de los límites del presupuesto en el medio plazo.

Moody’s ha indicado que no espera cambios sustanciales en las políticas económicas del Gobierno, especialmente en su intención de continuar liberalizando la actividad económica y consolidar la participación privada en el sector de infraestructura.

De su parte, la agencia ha apuntado que la normalización en la política monetaria del Banco Central brasileño está en línea con los últimos repuntes de inflación, la cual ha sido impulsada por el alza en los precios de algunas materias primas y la depreciación del real frente al dólar.