Listen on Online Radio Box! Yara Radio Estamos Sonando:

Elisa Loncon, primera mujer indígena elegida para presidir Constituyente de Chile

Los 155 integrantes de la Convención Constituyente que redactarán la nueva Constitución de Chile eligieron hoy a Elisa Loncon, académica indígena, para presidir el órgano que creará la nueva ley fundamental, que sustituirá a la actual, que fue creada bajo la dictadura de Augusto Pinochet y que se aprobó su eliminación tras el plebiscito hecho el año pasado.

Loncon, una lingüista y activista mapuche, la etnia indígena mayoritaria en Chile, fue elegida por mayoría absoluta en segunda vuelta, en la sesión inaugural de la convención que tuvo lugar en el antiguo Congreso Nacional de Santiago, un acto que se detuvo durante casi una hora por la protesta de un grupo de constituyentes.

«Este sueño es de nuestros antepasados, este sueño se hace realidad, es posible refundar este Chile, establecer una nueva relación entre las naciones originarias y todas las naciones que conforman este país», dijo Loncon tras su elección.

Con este acto, Chile marca un proceso histórico para la redacción de su nueva Constitución Política, la primera en el mundo redactada por un órgano paritario y la primera del país en la que se incluirá a los indígenas, un grupo que supone el 12.8 por ciento de la población, pero que nunca había sido reconocido en la ley fundamental.

El cambio en la Constitución Política de Chile se da tras el estallido social ocurrido el 18 de octubre de 2019, luego de una manifestación por la actitud del gobierno del presidente Sebastián Piñera tras la aplicación en alza del transporte público en Santiago.

El gobierno de Piñera, quien en un principio había defendido y sostenido el alza, fue duramente cuestionado y vio cómo el país estuvo sumido a una serie de protestas que involucraron consignas sociales, económicas, de pensiones, salud y educativas.

Las manifestaciones, que fueron contra toda la clase política también, obligo a la esfera de representantes públicos a impulsar procesos para frenar las protestas, entre los que estuvo la creación del plebiscito, donde el bloque que apoya al gobierno, que es conservador, buscó mantener la Constitución Política de Pinochet.